viernes, 17 de enero de 2014

PROYECTOS: Rehabilitación del Teatro Real Coliseo Carlos III de Aranjuez. Arquitecto: Mariano Bayón



("Cliquear" sobre las imágenes para ampliar)




ASÍ ERA EL COLISEO DE ARANJUEZ
Por Mariano Bayón

La finalización actual corresponde a los trabajos que se iniciaron hace ahora 21 años, en 1990, con la presentación a un concurso abierto por la Comunidad de Madrid para rehabilitar el teatro. Las obras permanecieron 12 años paradas a partir del cierre de las mismas por la primera empresa constructora en 1996.


           La propuesta de concurso era básicamente algo que puede parecer obvio devolver a la sala y al teatro su forma original, conocida por mí no solo por mi relación con su gemelo de el Escorial (que también rehabilité con otros compañeros en 1980) (1) sino por mis estudios sobre el propio teatro de Aranjuez. De hecho, estudios y conocimientos fueron confirmados generosamente en la propia realidad física de la obra: fueron sorprendentes los hallazgos físicos (más de los que yo mismo creía e incluso más de los que tuvimos en el Escorial) que encontramos al entrar en el propio edificio ya en obras y poder desarrollar esa especie de pesquisa policíaca que significó reconocer los restos del teatro original. En efecto, uno tras otro fueron reconocidos estos restos conservados milagrosamente a pesar de la brutal obra de conversión en sala de cinematógrafo que se llevó a cabo en el teatro en 1933. Esa obra, que al parecer fue auspiciada como propiedad por quien sería precisamente adjudicatario del local durante la posguerra, dio al traste con la sala y con el proscenio demoliendo los palcos, sustituyendo muros por una importante estructura de hormigón y utilizando parte del escenario y de los vestíbulos como sala, para obtener así más localidades. Así, adaptaron el ancho de la embocadura a las medidas de la pantalla de cine. Y más tarde lo hicieron nuevamente ampliándola en horizontal al tamaño del Cinerama.


(Foto: Bayón Arquitectos)



Menos mal que, aunque deformados y escondidos, en orden distinto, quedaron allí los implementos originales que hemos llevado a su situación inicial. También se levantaron planos en 1933 para dejar constancia del estado anterior a la reforma, planos que aunque no eran muy buenos ni fidedignos, sí fueron encargados entonces a dos equipos de arquitectos distintos, lo que nos ha dado criterio y ha sido de gran ayuda para confirmar tanto nuestros conocimientos como el consistir de los hallazgos encontrados en el teatro.




De todo ello, de ese trabajo investigador y “policíaco” para llevar al teatro a su forma original me propongo dejar constancia escrita para conocimiento general y reseña histórica, pero lo que está claro es que quienes vean ahora el teatro, ya rehabilitado, no se van a encontrar con el cine de su infancia ó juventud. Los que nacieron en el mismo momento del inicio de las obras de transformación en cine, hoy tendrán setenta y ocho años, por lo que es muy poco probable que alguien recuerde aquel estado anterior. Además es sabido el gran deterioro que tuvo el teatro previamente a su mutilación definitiva. Por lo tanto esa especie de “cinema paradiso”, parafraseando la película de Tornatore, que tantos recuerdan como acontecer personal, sólo quedará ya, mejor dicho, sólo quedaba ya antes del inicio de las obras, como tantas otras cosas, entre los agridulces recuerdos nostálgicos de una juventud o una infancia ya pasadas.



Pero lo que sí es posible y obligado decir tras este periplo de veintiún años “de obras” –la obra del teatro en 1768 duró curiosamente dos ó tres años según los documentos- es que tengo el convencimiento (también apoyado por el caso de El Escorial) de que todo este titánico y desproporcionado esfuerzo solamente se produce y tiene éxito final, ya sea para salvar un edificio ó para cualquier otro empeño semejante de largo alcance, merced al tesón, a la ilusión, a la tenacidad, a la paciencia, y desde luego a la generosidad y al altruismo de una ó muy pocas personas.

En veintiún años de trámites, expedientes, gestiones, trabajos y proyectos ha habido de todo. Han pasado dos empresas constructoras, tres alcaldes de Aranjuez, varias veces el proyecto ha cambiado de propiedad, el Ministerio ha cambiado tres veces de nombre, y se han sucedido ocho ministros en cinco legislaturas, así como innombrables variaciones del proyecto para ajustarlo a las variables e interminables demandas administrativas.




En algún momento intermedio, el Ministerio sacó incluso a concurso público mi propio proyecto tras paralizarse las obras y sólo un golpe de sensatez –ningún compañero quiso presentarse a ese concurso por pura atención hacia mi persona, cosa que agradecí- hizo que yo mismo decidiera continuar con la tarea emprendida. De lo contrario no sé qué hubiera sucedido. Para entonces el teatro estaba desmontado en partes y acopiados todos sus elementos de valor, incluso la cubierta original pieza a pieza. Esa fue su salvación ya que doce años de paralización (de septiembre 1996 a diciembre 2008) hubiera sido la muerte física del teatro dado el pésimo estado de conservación de cubiertas y muros.




Pero en fin, nunca mejor dicho: bien está lo que bien acaba. Y cabe incluso ahora felicitar al consistorio de Aranjuez, dentro de cuyo mandato se inicia y acaba el periodo definitivo de las obras de recuperación del teatro, como a los equipos de las ministras Chacón y Corredor, bajo cuya tutela y aporte económico se afianzan y terminan las obras.

Pero también, por supuesto, felicitar a tantos y tantos arancetanos amantes del arte y la ciudad que con su continua demanda durante tantos años, a veces necesariamente airada, han mantenido firme el sentido de la exigencia que la historia demandaba hacia atrás y hacia adelante. A ellos, decirles que la conclusión de las pesquisas, la investigación, los documentos y los vestigios es que “así era el teatro”.





La sala se ha conformado con los materiales originales restaurados en la forma también confirmada por los propios cimientos originales. Los vestíbulos y las estancias entre muros han sido objeto de una “paráfrasis arquitectónica” que pretende reseñar la intemporalidad de los materiales en sí mismos y en su unión, en la construcción y en los sistemas, sin ninguna aventura mimética ni estilística. La arquitectura en estado puro.

Esperemos que todo ello quede como la suma de una experiencia finalmente positiva.




El construir es una afección sin tiempo y caracteriza la actitud de los auténticos arquitectos, que no son todos los que se supone que son, sino al revés: son muy pocos de ellos. Siendo otro arte, tiene tanto de servicio como de sorpresa y de placer abierto, y no tiene nada de lírica ni de expresión personal tal como se dan en el arte por el arte o en la psicología.

Mariano Bayón. Marzo 2011

Notas

(1) El teatro de Aranjuez se construyó e inauguró años antes que el de San Lorenzo de El Escorial. La placa de la fachada de Aranjuez es de 1768. El de San Lorenzo se estaba rematando en 1770. De hecho, el de San Lorenzo se modificó más tarde basándose en el modelo de proscenio actuado en Aranjuez, por indicación de Godoy. Ambos son los más antiguos teatros cubiertos que se conservan en uso en España. 




FICHA TÉCNICA


PROYECTO: 
Rehabilitación del Teatro Real Coliseo Carlos III de Aranjuez
LOCALIZACIÓN: 
C/. San Antonio, 68 - Aranjuez (Madrid) 
CLIENTE: 
Ministerio de Fomento 
ARQUITECTO: 
Mariano Bayón Álvarez
COLABORADORES:
Pablo Bayón Villamor
José Manuel Blázquez Serrano
Jorge Escobar Chavero
Julián Higuera
Paula Jaén Caparrós
Ángel Lallana Díez-Canseco
Daniel Martínez Díaz
Marco García Moratalla
Carmen Ortega Izquierdo
Laura Pérez Lupi
Julio Rodríguez Pareja
Ignacio Rubio Prieto
Ignacio Román Santiago
Sergio Santos Santos
Guadalupe Sierra Arévalo
Lander Uncilla Cortaberria
Teresa Villamor Soto
María José Corcho
Mercedes Ordóñez
APAREJADOR: 
José María Álvarez Español (Dirección de ejecución de obra)
CONSULTORÍAS:
Otep Internacional S.A. Structural Engineers 
Etesa. Estructuras
Logotec
Arquitectura Casan
Sceniclight. Ingeniería y equipamientos escénicos
CR Consultores
Ecra, Servicios Integrales de Arte S.L. (Restauración de elementos conservados del original)
CONSTRUCTORA:
FCC Construcción S.A. 
FOTOGRAFÍAS:
Javier Azurmendi 
SUPERFICIE CONSTRUIDA:
5.129,25 m2 
FECHA CONCURSO:
1990
FECHA PROYECTO:
1992 
FECHA OBRA:
Primera fase 1994-1996. Segunda fase 2008-2011 



Mas información en: 
ARQUITECTURAENIMAGEN- PORTADA
ARCHIVO FOTOGRÁFICO DE ARQUITECTURA
TODOS LOS PLANOS
MEMORIA DEL REPORTAJE FOTOGRÁFICO (en construcción)
91 5 74 83 65


HOME/ PÁGINA ÍNDICE Laeditoradearquitectura  Listado de arquitectos (2), autores de proyectos y temas que se publicarán en arquitecturaenimagen en el periodo: Enero 2011- Enero 2012. Eduardo Cabanas/ Arquitectos/ Dominique Perrault/ Daniel Gómez-Valcarcel/ Arquitecta/ Arquitectos/ Arquitecto/ Marcos Gil/ Arquitecto/ Architect/ Eduardo Fernández-Abascal/ Javier García-Germán/ Javier Pazó/ Informatico/ Jorge Calero/ javier azurmendi/ Fotógrafo/José Luís Gómez/ Jose Miguel Hernandez Hernandez/ fotografo/ photographer/ Julian                              Franco Lopez / Dynamis/ Angel Chamizo/ Aloy González/ ingenieros/ ingeniero/Jose Manuel Palao. Arquitecto. John Mark Fenwick/ Architect/           Red-Fenwick asociados/ Architects/ Julián Manzano-Monís / Ignacio lliso / L&M arquitectos. / apartamento en Noja/ apartamentos en Noja/ Julian Manzano-Monis. Arquitecto/ Enrique Arruti/OPTA arquitectura/ Bruce S. Fairbanks. Architect / GOP oficina de proyectos/ Luis Azurmendi/ Manuel Abad/ Eduardo Montero/ arquitecto/ Jesús Paricio/ Toyo Ito/ Ignacio Laguillo/ Harald Schönegger/ Costumbres de Cantabria/ Costumbres de Noja/ Architect/ arquitectos/ Herzog & de Meuron/architects/ Junquera. architects/ Ignacio Taberner/ Nacho Criado/ Artista/ Armando Areizaga/ Salvador Moreno Peralta/ Architect/ arquitecto/ Javier Romero /Luis Fernandez del Arco/ Eva de la Fuente    Rentería/ Ivan Ceballos Liaño/ FDA Arquitectos/ Arquitecto/ Arquitecto. Architect/ Capilla-Vallejo arquitectos/ Architects/ Emilio Carreño/ Jaime       Carceller/ Elena Valenzuela /Ignacio Pereda/ Cesar Barrio / Francisco Sanchez de Leon/ Arquitectos/ Architects/ Arquitecto/ Architect/ Monthisa/ Promotora/ Jacobo Gómis/ Arquitecto/ Architects


Artículos relacionados